A la hora de pedir un presupuesto de reforma de baño en Pinto, surgen ciertas dudas inevitables en relación a los accesorios, los acabados y los muebles, pero un punto clave que tenemos que tener en cuenta en el momento de seleccionar los materiales y en el que no solemos pensar desde el inicio del proyecto es en el tipo de suelo que queremos poner en nuestro baño. Buscamos algo duradero que añada valor a nuestra propiedad y que ofrezca resistencia a la parte que tendrá más uso de todo el baño.

Pensando en su elección, entran en juego factores como la humedad, la estética, el precio o la facilidad de limpieza, aunque quizás el de mayor importancia sea el primero, ya que este espacio será el que tenga más contacto directo con el agua y el vapor.

La opción más recurrente y habitual es el azulejo. Tanta es la variedad de formas, colores y acabados que hay en el mercado, que suelen gustar a casi todos. Son suelos muy duraderos con una excelente resistencia a la humedad y que además resultan muy fáciles de limpiar. No obstante, existen otras opciones para pedir el presupuesto de reforma de baño en Pinto, como el suelo laminado de plástico. Los fabricantes lo suelen presentar en múltiples acabados y colores, incluyendo el de efecto madera, con el que se consigue obtener una sensación de mayor calidez. Por último, otra variedad óptima puede ser el suelo de piedra natural tratada como el mármol o el granito. Presentan un acabado más elegante y de alta calidad, además de tener un excelente comportamiento frente a la humedad.

En Reformas David intentamos dar un poco de luz a este tema informándote sobre los tipos de suelo que existen. Esperamos que hayas encontrado esta información útil y te sea de ayuda para hacer tu elección.